Caucus Intern. Disc.

Caucus Internacional de la Discapacidad

El International Disability Caucus (Caucus Internacional de la discapacidad), es una alianza informal compuesta por principales organizaciones vinculadas al campo de la discapacidad a nivel mundial, unidas bajo el lema: “Nada sobre nosotros, sin nosotros”.

La base del Caucus es la “Alianza Internacional sobre Discapacidad” (International Disability Alliance, IDA), constituida por estas 8 organizaciones:

-La Organización Mundial de Personas con Discapacidad – DPI – (Disabled Peoples’ International).
-Inclusión Internacional (Inclusion International).
-Rehabilitación Internacional (Rehabilitation International).
-Unión Mundial de Ciegos (World Blind Union).
-La Federación Mundial de Sordos (World Federation of the Deaf).
-La Federación Internacional de personas con dificultades de audición – The International Federation of Hard of Hearing People.
-La Federación Mundial de Sordo-Ciegos (World Federation of Deafblind).
-La Red Mundial de Usuarios y Sobrevivientes de la Psiquiatría (World Network of Users and Survivors of Psychiatry).

Se les ha añadido:
-El Foro Europeo sobre discapacidad – EDF.
-Handicap Internacional – HI.
-El Instituto Interamericano de discapacidad – IID.
-El Proyecto Sur.

Nacimiento del Proyecto Sur
En el Caucus hubo siempre una fuerte presencia de organizaciones de países desarrollados pero escasa participación de representantes de los países en desarrollo.
El Caucus aprobó una Declaración que reconoce esto pero no dio pie a acciones eficaces para resolverlo.
Ante esa situación, el IID y HI elaboraron un proyecto concreto, orientado a mejorar la participación e incidencia de los países en desarrollo denominado Proyecto Sur.
El Proyecto Sur se ha financiado por diferentes cooperantes.
Ha permitido la participación de una treintena de líderes con discapacidad de los países del sur en las dos últimas sesiones.
El 90% de representantes del Proyecto Sur son de Latinoamérica y El Caribe.

GRULAC – Grupo de delegados de países miembros de Latinoamérica y El Caribe
Son los miembros de las delegaciones de los países de Latinoamérica y El Caribe.
Han jugado un papel muy importante en el proceso de redacción y consenso del texto de la convención.
México fue quien presentó la iniciativa que dio origen a la convención.
El embajador Luis Gallegos, de Ecuador, fue Presidente del Comité Ad Hoc y presidió las actividades del comité hasta la V Reunión, en que renunció.
GRULAC logró un gran avance al trabajar como grupo, con propuestas unitarias, y al manifestar una actitud abierta hacia las contribuciones de las organizaciones de PCD de la región latinoamericana.
En la VI Reunión el representante de Costa Rica, Jorge Ballestero Quesada, fue elegido vicepresidente del Comité, contribuyendo a mejorar las buenas relaciones entre las organizaciones de PCD y los representantes del GRULAC.

———————————-

Mensaje del Caucus Internacional de la Discapacidad en la 61ª Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, 13 de diciembre de 2006.

El Caucus Internacional de la Discapacidad que representa a más de 70 organizaciones internacionales, regionales y nacionales de personas con discapacidad y organizaciones no gubernamentales aliadas, recibe con beneplácito la adopción de esta histórica Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Por cinco años, la comunidad de personas con discapacidad ha trabajado junto con los gobiernos para articular los derechos de las personas con discapacidad, como una nueva interpretación y aplicación de los derechos humanos y libertades fundamentales existentes. Porque hemos compartido nuestras vidas, todos los participantes hemos aprendido acerca de las violaciones a los derechos humanos que experimentan las personas con discapacidad y sobre el mejor modo de remediarlos para crear un mundo más justo e inclusivo.

Tanto el proceso como el contenido de la Convención han combinado elementos aparentemente dispares para crear un todo que es más que la suma de las partes, de manera que convienen al primer tratado de derechos humanos del siglo XXI. Hemos combinado un abordaje antidiscriminatorio de derechos humanos con uno amplio, obteniendo lo mejor de los dos. Hemos insertado elementos del  desarrollo social a una convención de derechos humanos, asegurando que el desarrollo sea  inclusivo y proteja los derechos, y que haya oportunidades para la cooperación internacional. Hemos creado una convención con la capacidad de contener valores para todas las personas con discapacidad, más allá del tipo de discapacidad, lenguaje, o ubicación geográfica de las mismas. Esto no hubiera sido posible sin la cooperación entre los gobiernos y la sociedad civil, incluyendo el histórico Grupo de Trabajo que produjo el primer borrado oficial de la Convención y que incluyó la participación de la sociedad civil junto con los gobiernos y las instituciones nacionales de derechos humanos.

En el proceso posterior a la adopción de la Convención debe continuarse la misma cooperación que alcanzamos en el Comité Ad Hoc. La Convención representa un compromiso de transformar nuestras sociedades de manera que las personas con discapacidad tengan los mismos derechos y oportunidades que los demás. Este compromiso reconoce la valía y el valor intrínsecos de cada persona humana y el valor de la sociedad cuando ésta aumenta el nivel de participación de todos sus miembros. La Convención sobre los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad reafirma los principios fundamentales de derechos humanos, en particular la necesidad de solidaridad social para realizar los derechos humanos individuales y la importancia del respeto por los derechos y las libertades del individuo para crear una sociedad vigorosa y justa.

El Caucus Internacional de la Discapacidad quiere agradecer a los Estados que participaron en el Comité Ad Hoc por su apoyo en el proceso, por su compromiso y apertura para aprender acerca de asuntos o enfoques que no les eran familiares. Agradecemos al Embajador MacKay por conducir esta Convención a una conclusión exitosa y al Embajador Gallegos por su presidencia inicial que nos trajo en las primeras etapas de este proceso y por lograr una activa participación de la sociedad civil Agradecemos a los miembros del Buró y de la Secretaria por su arduo trabajo y por asegurar un proceso abierto y participativo para todos los interesados, incluyendo todos los esfuerzos para hacer este proceso accesible removiendo barreras físicas y produciendo materiales en formatos accesible. Agradecemos a las Naciones Unidas por el Seminario de Accesibilidad del 4 de diciembre y anhelamos trabajar juntos para mejorar el acceso en todas las Naciones Unidas.

La Convención representa un cambio paradigma que tendrá un impacto fundamental en la vida de millones de personas con discapacidad en todo el mundo. Nos complace especialmente que se haya destacado este cambio de paradigma  en la eliminación de la nota al pie en el articulo 12, ya que el derecho a gozar de la capacidad legal en un pie de igualdad en todos los aspectos,  incluyendo la capacidad de hecho, es fundamental para la igualdad básica y la participación en todos los aspectos de la vida.

El Caucus Internacional de la Discapacidad se complace en que las mujeres con discapacidad tengan una base para un enfoque programático sobre asuntos de género y en que haya obligaciones específicas que ajustan la Convención a los niños con discapacidad. Recibimos con beneplácito el reconocimiento de las personas indígenas con discapacidad y esperamos que la implementación de esta convención incluya a las personas indígenas con discapacidad y a las comunidades indígenas.

Debe reconocerse también que los derechos de las personas con discapacidades consideradas “invisibles” o no fácilmente perceptibles quedan comprendidos por esta convención, teniendo en cuenta que la discapacidad es un concepto inclusivo y en evolución.

El Caucus Internacional de la Discapacidad anticipa que un gran número de países firmará y ratificará la convención y el protocolo facultativo rápidamente para acelerar la actualización de nuestros derechos. Prevemos la participación activa por parte de las organizaciones de personas con discapacidad en la implementación en todos los niveles y que los requerimientos para la consulta serán acogidos como una oportunidad para aprender y trabajar juntos, como sucedió en el Comité Ad Hoc. Esperamos con anhelo que el comité de monitoreo del tratado estará compuesto por expertos con discapacidad los cuales darán una valiosa orientación a los Estados Parte y la Conferencia de Estados Parte la cual constituirá un foro para la cooperación internacional en los asuntos relacionados con la implementación de la Convención, foro en el cual todos esperamos participar.

Y, sobre todo, esperamos con ansias la cristalización de una sociedad donde los derechos y la participación de las personas con discapacidad se den por descontado, y anhelamos el trabajo que será necesario para lograr esa meta. ¡Nada Acerca de Nosotros Sin Nosotros!

——————————-

    Anuncios

    Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: